Google+ Apotecarium: Trucos de jardinería para tus plantas

jueves, 18 de diciembre de 2014

Trucos de jardinería para tus plantas

Si tomas té, tienes a mano un abono buenísimo para los rosales. Entierra las bolsitas usadas cerca de las raíces y cámbialas cada 6 meses.

Puedes añadir un aporte extra de hierro a tus plantas clavando en la tierra, cerca de la planta, 3 ó cuatro puntas o clavos. El hierro se irá oxidando por el efecto del agua y la tierra y tus plantas podrán ir haciendo uso de ése hierro para nutrirse mejor. Este truco es para todo tipo de plantas y árboles, pero es especialmente vistoso en las hortensias, que adquieren un bonito color azul gracias al extra de hierro.

Para que las plantas florezcan más abundantemente y más rápido debes eliminar las flores secas que se hayan marchitado. Sólo la flor, nunca el tallo. De ésta manera florecerán más.

Un estupendo abono para fertilizar tu ficus de manera natural es regarlo 1 vez al mes con una taza de leche fría y 2 cucharaditas de miel. A continuación riega como de costumbre para que los ingredientes penetren bien. Entre abono y abono sigue regando cómo habitualmente y ya verás qué diferencia...

Los geranios resultan resplandecientes si echas unas gotas de aceite de oliva cerca de las raíces, en la tierra. Hace que salgan más fuertes y que florezcan antes y más bonitos.

Acaba con el pulgón de las plantas: ralla 3 ajos y ponlos a hervir con agua durante 5 minutos. Cuando se enfríe el líquido cuélalo, mételo en un vaporizador y rocía tus plantas. Para aumentar la eficacia del tratamiento planta cerca de las raíces de la planta un diente de ajo pelado y machacado.

Si tienes un jardín con baldosas y quieres evitar que salgan malas hierbas entre las baldosas prueba a echar cada 15 días agua hirviendo en la zona. No volverás a tener malas hierbas.

Elimina el polvo de las hojas de tus plantas con un trapo mojado en cerveza, tus plantas lo agradecerán. También puedes utilizar la cara interna de la piel de plátano.

Cuando cuezas huevos no tires el agua, es un excelente abono para tus plantas. Es debido a que el agua de cocer los huevos es rico en sales minerales y nutrientes, que tus plantas agradecerán.

0 comentarios:

Gracias por comentar