Google+ Apotecarium: octubre 2013

domingo, 13 de octubre de 2013

La visualización transforma la realidad

Se habla mucho del poder de la visualización. La mayoría de los textos y de las personas que usan esta palabra lo hacen para referirse a una manera en la que los seres humanos podemos transformar el mundo físico y la realidad en la que vivimos: la famosa “Ley de Atracción”. La idea básica, como casi todos hemos escuchado, es que la mente es tan poderosa que basta pensar en aquello que queremos en la vida para que la fuerza y el poder de nuestra mente lo atraiga y lo materialice. Es la llave a la satisfacción de nuestros deseos. Basta con que imagines la vida que quieres y la tendrás.

Evidentemente la situación no es tan sencilla como suena. Si así fuera, la gran mayoría de los seres humanos estarían ganado un montón de dinero y hasta regalándolo en las calles. Pero resulta que esta perspectiva de la visualización, conocida popularmente como “visualización creativa”, no es tan fácil de llevar a la práctica con efectividad.

De hecho, científicamente nunca se ha podido demostrar que la visualización tenga los efectos que se describen en la Ley de Atracción. Sin embargo hay que subrayar que tampoco se ha podido demostrar que no sea posible o real. Aún más, conforme más entendemos de la naturaleza energética de la materia, gracias a los descubrimientos y avances en ciencias como la física cuántica, podemos ver que la idea de que nuestros pensamientos pueden ser los responsables de crear nuestra realidad física y nuestras circunstancias de vida no resulta descabellada. Así pues, aquellas visualizaciones que están orientadas a lograr tener más dinero, atraer a la pareja ideal o satisfacer cualquiera de nuestros deseos, bien pueden ser la mejor manera de alcanzarlos, el asunto es que no lo podemos afirmar aún con total certeza.

Por otro lado, existe un lado de las visualizaciones que es mucho menos publicitado que la perspectiva metafísica recién citada, pero que está totalmente comprobado científicamente. La visualización sí es, con absoluta certeza y con pruebas empíricas disponibles, una de las más importantes y efectivas maneras de transformar nuestra realidad y nuestra vida, a través de la transformación de nuestras emociones y nuestros pensamientos. Está absolutamente comprobado que las personas que usan la visualización adecuadamente transforman su manera de sentir y de ser, y con ello obtienen resultados maravillosos en su vida gracias al correcto uso de su imaginación y su pensamiento.

Visualizar es en términos simples imaginar vívidamente, con realismo e intensidad. Imaginar usando todos
nuestros sentidos para generar en nuestra mente un recuerdo claro de las actitudes, emociones, situaciones y reacciones que queremos provocar en nuestro interior. Es usar el pensamiento para diseñar en la mente lo que queremos hacer crecer en nuestra personalidad. Por ejemplo, si se trata de provocar que nuestra forma de ser se vuelva más alegre, o más segura, o más paciente, o más relajada, la visualización es una de las herramientas más efectivas para lograrlo, siempre se realicen los pasos y ejercicios adecuados.

Pero ¿cómo es que tan sólo imaginar algo pueda provocar cambios reales en nuestra personalidad? ¿Cómo es que tan sólo pensarme más seguro o feliz, realmente puede generar autoestima o bienestar en mi vida? La
respuesta a estas interrogantes se encuentra en la manera en que funciona nuestro cerebro. Resulta que, según los descubrimientos realizados por los científicos que estudian el cerebro y sus procesos, la manera en que funciona nuestro cerebro cuando pensamos o imaginamos no es diferente a la manera en que funciona nuestro cerebro cuando vivimos la realidad. Por ejemplo, aquellas ocasiones en que la vida nos ha brindado una sensación de alegría, nuestro cerebro activa ciertos procesos y genera ciertas reacciones en nuestro cuerpo. Cuando imaginamos esa situación alegre, aunque de hecho en la realidad no esté sucediendo, nuestro cerebro activa los mimos procesos y genera las mismas instrucciones hacia nuestro cuerpo que aquellas que generó cuando vivimos la realidad de una situación feliz.

Este hecho acaba por explicar el porqué usar la imaginación adecuadamente, a través de visualizaciones bien diseñadas, provoca que la personalidad, la manera de pensar, el estado de ánimo y hasta la salud física se vayan convirtiendo en una realidad. Visualizar es provocar que el cerebro envíe señales al cuerpo para que sienta y viva la alegría, el bienestar, la seguridad y demás emociones que se quieran provocar en nuestra personalidad y nuestra vida. Además, las visualizaciones dan cambios en nuestro cerebro, que se vuelve más fuerte y capaz para reaccionar de manera positiva, automáticamente, frente a las más variadas situaciones de la vida. Nuestro cerebro literalmente crece y fortalece las conexiones de las neuronas que generan las emociones que hemos programado con la visualización.

Así, las visualizaciones generan hábitos mentales y emocionales que nos hacen reaccionar de manera automática en la forma en que hemos visualizado. Generan una nueva personalidad si así lo queremos. Y una nueva manera de ser es siempre la clave para obtener nuevos resultados en la vida. Nuestra manera de relacionarnos con los demás, de enfrentar los problemas de la vida, de tomar las oportunidades y los riesgos en la vida profesional y en general de todo lo que nos rodea, se vuelve positiva, adecuada y eficiente conforme más ejercicios de visualizaciones construyen nuestra nueva manera de ser.

Alegría, armonía en las relaciones de amistad, trabajo, pareja o familia, capacidad profesional o salud física, todos los aspectos de la vida se transforman y crecen trayéndonos éxito y bienestar a través de la visualización. Es por ello que, independientemente de la realidad o falsedad del nivel metafísico que se
atribuye a la “Ley de Atracción”, es seguro que las visualizaciones son clave para transformar nuestras actitudes, pensamientos y emociones, y con ello nuestra vida. Además, si el lado metafísico resultara cierto, al visualizar, no sólo nuestro interior se hará positivo, sino que además atraeremos todas las circunstancias físicas para lograr y tener la vida que deseamos.

http://www.autohipnosismp3.com/articulos/visualizacion-transformando-realidad.htm

jueves, 10 de octubre de 2013

Pinchos de perritos de maíz

Una receta familiar de Tablespoon, típica de las ferias, que encanta a los niños.

Ingredientes:

- 16 palitos de madera o brochetas
- 8 salchichas cortadas por la mitad
- 2 huevos enteros
- 1 taza de leche
- 1 taza de harina de maíz
- Sal
- Un poco de azúcar
- 1 sobre de levadura para harina
- 1/2 cucharada de mostaza
- 1/2 cucharada de pimentón
- 4 tazas de aceite para freír
- Ketchup
- Salsa de mostaza para mojar

Preparamos el rebozado echando en un recipiente los huevos y la leche y batimos hasta que quede uniforme.

Añadimos la harina, la levadura, la mostaza en polvo, un poco de pimentón, un poco de sal y un poco de azúcar mezclando bien.

Vertemos el aceite en la sartén y calentamos.

Pinchamos cada salchicha con un brocheta o una varilla de madera.

Sumergimos cada pincho con la salchicha en la mezcla para rebozado y freímos de 3 a 4 minutos o hasta que el perrito esté dorado.

Los colocamos sobre papel de cocina absorbente para que eliminen el exceso de aceite y servimos con otros recipientes en los que habremos puesto ketchup, salsa de mostaza y salsa de queso.















Los perritos de maíz se pueden congelar en el frigorífico una vez rebozados para tener así casi preparada una merienda o cena fácil y divertida.

lunes, 7 de octubre de 2013

Loción y perfume de Agua de Hungría

El Agua de Hungría fue creada por vez primera en el siglo XIV por un monje ermitaño como un tónico a base de alcohol y romero para que Isabel Lokietek, reina de Hungría lo utilizase como loción cutánea y como ungüento en masajes para aliviar sus dolores artríticos. Según cuentan las antiguas tradiciones, esta reina consiguió rejuvenecer notablemente a pesar de que tenía más de 70 años cuando empezó a utilizar. Las versiones posteriores mejoraron la receta y se le empezó a añadir flores de varias plantas aromáticas hasta que se convirtió en un perfume muy apreciado por la aristocracia y la realeza.

Para usarlo como loción para fricciones estimulantes y energetizantes tras la ducha, para después del afeitado, como desodorante, para masajes que mejoren la circulación sanguínea y como tratamiento previo para que la piel absorba mejor cualquier crema o aceite que nos apliquemos después podemos preparar la loción con los siguientes ingredientes:

- 1/2 litro de alcohol de 96º
- 50 grs. de hojas secas de romero
- 50 grs. de hojas secas de lavanda

En un frasco o tarro de cristal con tapa hermética echamos el alcohol y añadimos las hojas secas de romero y lavanda. Cerramos muy bien y lo guardamos de un lugar fresco y oscuro entre 15 días y 1 mes. Pasado este tiempo colamos, guardamos en otro frasco de cristal y ya podemos utilizarlo.

Para elaborar agua de perfume de Hungría, la fórmula original durante el Renacimiento fue a base de hojas, flores y frutas frescas:

- 2 cucharadas de salvia fresca
- 3 cucharadas de menta fresca
- 4 cucharadas de romero fresco
- 3 cucharadas de pétalos de rosa frescos
- 3 cucharas de pétalos de flor de azahar
- 1 cucharada de ralladuras de piel de limón
- 1 cucharada de ralladuras de piel de naranja
- 150 ml de alcohol de 96º o de algún aguardiente sin sabor, como el orujo

Se ponía todo en un tarro de cristal hermético en un lugar oscuro y se dejaba de 6 meses a 1 año agitando de vez en cuando. Después se filtraba y se dejaba en el envase definitivo 15 días más para que madurase.

También lo podemos confeccionar con aguas perfumadas y aceites esenciales, resultando un aroma más intenso y con una nota especiada:

- 5 cc de glicerina
- 40 ml de alcohol de 96º
- 15 granos de pimienta negra
- 5 ml de agua de rosas
- 5 ml de agua de azahar
- 4 gotas de aceite esencial de romero
- 2 gotas de aceite esencial de naranja
- 6 gotas de aceite esencial de limón

Colocar en un frasco de vidrio oscuro que tenga tapa el alcohol y la pimienta, agitar varias veces hasta comprobar que el alcohol haya tomado el aroma de la pimienta. Seguidamente añadir los aceites en este orden: aceite esencial de limón, aceite esencial de naranja y aceite esencial de romero. Entre uno u otro se cierra el frasco, se agita la mezcla, se destapa y se deja reposar 5 minutos. En un frasco aparte poner 50 ml de agua de azahar y 5 ml de glicerina, mezclar y añadirlo lentamente a la mezcla de alcohol y aceites.Cerrar el frasco, agitar y destapar hasta 5 veces para que los ingredientes comiencen a macerar. Tapar bien el frasco y dejar que reposar en un sitio oscuro y fresco mínimo 3 semanas. Podéis dejarlo hasta 1 año en reposo, así la fragancia será mucho más concentrada.

viernes, 4 de octubre de 2013

Suavizante ecológico para la ropa

Receta de suavizante casero, ecológico y económico para la lavadora hecho en casa. Es biodegradable porque no contiene tensioactivos, no provoca alergias y deja la ropa suave, esponjosa y con un olor estupendo.

Ingredientes:

- 1/2  kg. de bicarbonato de sodio
- 1/2 litro de vinagre de vino blanco
- 1 litro de agua
- Un chorrito de aceite esencial de rosas, lavanda, verbena, azahar o el aroma que os guste (opcional)
- 1 botella de plástico de 2 litros para guardarlo

Llevamos a ebullición el agua en una cacerola, dejamos que cueza durante 10 minutos y cuando esté tibia añadimos el medio litro de vinagre y el bicarbonato muy despacio porque al mezclarse el vinagre con el bicarbonato hace mucha espuma. Cuando ya haya dejado de burbujear removemos bien y con un embudo y una cuchara para ir sacando el bicarbonato que queda en el fondo lo vamos echando en la botella, añadimos el chorrito de aceite esencial y cerramos bien. El suavizante queda con un color rojizo y aroma afrutado, pero no mancha la ropa. Cada vez que vayamos a utilizarlo debemos agitar bien la botella porque el bicarbonato queda abajo. La dosificación es la misma que para los suavizantes comerciales. Si utilizáis una botella de refresco para almacenar el suavizante podéis emplear un tapón de desodorante como dosificador y añadir 2 ó 3 tapones a cada lavado.

El vinagre ayuda a fijar los colores y a eliminar la cal del agua y de la lavadora.
El bicarbonato hace que la ropa se ahueque y se oxigene.
Si no queréis añadir aceite esencial no pasa nada porque la ropa no coge olor a vinagre, olerá al detergente del lavado.

Ideas solidarias




miércoles, 2 de octubre de 2013

Terapias naturales con aloe vera

El aloe vera o sabila cuenta con numerosos beneficios para nuestra salud por eso adquirir esta planta es una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu hogar. Adquiere plantas de Aloe que no sean tan jóvenes pues es a partir de los tres años de vida que sus propiedades son ideales.

El aloe es una planta muy fácil de cuidar en el casa, tanto en interior como exterior, necesita poco riego, un poco de sol pero tampoco mucho porque se pone amarillento y tierra con buen drenaje, crece muy bien en macetas de barro y va produciendo plantitas de vez en cuando que podemos regalar o trasplantar a otra maceta.

En principio debemos cortar solamente las hojas de aloe que vayamos a utilizar para que no se marchiten y pierdan sus propiedades. Debemos dejar sin regar la planta como mínimo 5 días antes para que no se diluyan los compuestos beneficiosos que hay en el interior de las hojas.

Cortaremos con un cuchillo bien afilado o con unas tijeras de podar las hojas inferiores siempre, es decir, las más cercanas a la base de la planta, lo más cerca posible del tallo, ya que son las más antiguas y las que más sustancias beneficiosas tienen. A continuación cortamos a lo largo los laterales del tallo para eliminar la parte espinosa y el extremo superior y lo ponemos en remojo en un recipiente con agua durante un rato con la parte que estaba unida al tallo y que acabamos de cortar hacia abajo, cambiando el agua varias veces para que expulse un alcaloide llamado aloína, ya que es tóxico e irritante para la piel.

Cuando veamos que el agua ya no queda amarillenta el tallo habrá eliminado la aloína, lo sacamos del recipiente, lo lavamos bien, tiramos el agua con la aloína y ya podemos cortar el aloe en trozos, pelarlos y extraer la pulpa con una cuchara. Si vamos a utilizar una cantidad pequeña podemos guardar en el congelador del frigorífico el resto de trozos que no hayamos empleado envueltos en film de plástico o en papel de aluminio.

Mascarilla facial contra el acné

- 1 cucharada de pulpa de aloe vera
- 1 cucharada de leche
- 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
- 10 gotas de zumo de limón
- 1 cucharadita de cilantro fresco picado
- 1 cucharada de miel

Retiramos la pulpa de la hoja de aloe vera sobre un recipiente, añadimos los demás ingredientes mezclando bien hasta que se forme una pasta homogénea, nos la aplicamos sobre la cara bien limpia y dejamos actuar entre 20 y 30 minutos. Retiramos con agua fría. Es importante que utilicemos esta mascarilla 3 ó 4 veces a la semana para ver conseguir resultados.

Crema regenerante de aloe vera

- 50 grs. de pulpa de aloe vera
- 50 c.c. de aceite de germen de trigo o de almendras dulces (1/4 de vaso)
- 50 grs. de pepino fresco cortado en trocitos

Extraemos la pulpa y añadimos el aceite y el pepino, lo ponemos en la batidora hasta que forme una crema homogénea y lo guardamos en un frasco o tarro limpio con tapa, conservándolo en el frigorífico. Se mantiene aproximadamente 15 días en buenas condiciones.

Crema antiarrugas de aloe vera

50 grs. de pulpa de aloe vera
50 c.c. de aceite de rosa mosqueta
50 cc de aceite de jojoba
50 cc de cera de abejas para darle consistencia (podemos conseguirla de alguna vela, pero fijáos bien que no sea de parafina, sino de cera).

En un cacito puesto a fuego suave echamos los aceites y la cera de abejas removiendo hasta que la cera se derrita y los ingredientes queden bien mezclados. Retiramos y añadimos la pulpa de aloe volviendo a remover bien la mezcla. Cuando esté fría ya la podemos guardar en un recipiente opaco que proteja la crema de la luz con tapa hermética y conservarla en el frigorífico o en un lugar fresco y oscuro para que el aloe vera no pierda sus propiedades.

Crema antiestrías de aloe vera

Para preparar esta crema antiestrías y elastizante de la piel, además de aloe necesitaremos también aguacate. Cortamos el aguacate por la mitad y retiramos la pulpa con la ayuda de un cuchillo o una cuchara. A continuación, procedemos igual con el aloe vera. En un recipiente mezclamos con la batidora el aguacate con el aloe vera y un chorro de aceite de oliva hasta conseguir una pasta homogénea y ya estará lista la crema. Aplícate esta crema sobre las zonas con estrías con un masaje para que se absorba por las mañana y por las noches.

Jabón de aloe vera

Para elaborar un 1 kg de jabón de aloe vera necesitaremos:

- 110 grs de pulpa de aloe vera
- 110 grs de sosa cáustica en escamas (NaOH)
- 750 grs de aceite de oliva sin usar
- 250 ml de agua
- Aceite esencial de algún aroma que nos guste, por ejemplo, lavanda, verbena, rosas o limón, mandarina, citronella si hemos macerado cáscaras de cítricos(opcional).

Antes de preparar el jabón vamos a dejar macerando en un lugar fresco y oscuro unas cáscaras de naranja y limón bien lavadas en el aceite de oliva durante 3 semanas o 1 mes para que el aceite adquiera aroma a cítricos porque podría ser que el jabón, a pesar de añadirle algún aceite esencial oliese a aceite de oliva.

En primer lugar vertemos el agua en un recipiente de plástico. Añadimos la sosa cáustica despacio y con cuidado, removemos la mezcla con una cuchara de madera de mango largo procurando no respirar sus vapores. Es preferible preparar el jabón en un lugar abierto o con buena ventilación y usar guantes y gafas porque la sosa es muy corrosiva y se calienta mucho en contacto con el agua.

Mientras la mezcla se enfría retiramos la pulpa del aloe con la ayuda de un cuchillo y una cuchara. Batimos en la batidora la pulpa. Añadimos el aceite al que habremos retirado previamente las cáscaras de cítricos al recipiente donde hemos dejado enfriando la sosa y el agua y a continuación vamos a remover con un cucharón o un palo de madera la mezcla siempre en la misma dirección  hasta que notemos que nos queda una consistencia como de mayonesa o nata espesa. Dejamos que enfríe, añadimos el aloe vera y volvemos a remover para mezclar bien todos los ingredientes.

Podemos poner también unas gotas de aceite esencial para conseguir un jabón perfumado. No conviene añadir el aloe y el aceite esencial con la mezcla de sosa y aceite aún caliente porque perderíamos los beneficios del aloe y se evaporaría el aroma de la esencia debido al calor. Cuando la mezcla esté bien uniforme la volcamos en un recipiente ancho y de poca altura que podamos desmoldar fácilmente, por ejemplo un brik de leche al que habremos cortado antes una de las caras más anchas o una bandeja de silicona.

Vamos a dejar que se seque unos 2 ó 3 días y ya podemos desmoldar y cortar el jabón en trozos. Los envolvemos en paños limpios y dejamos reposar de 4 a 6 semanas en un lugar fresco y ventilado para que los jabones endurezcan, terminen el proceso de saponificación y no nos irriten la piel  y ya podemos utilizarlos. Hasta que no pasen 4 semanas desde que preparemos el jabón conviene manipularlo con guantes pues podría ser irritante para la piel al no haberse neutralizado del todo la sosa caústica.

Tratamiento para el cabello

El aloe vera también es un gran remedio de belleza y salud para el cabello y el cuero cabelludo debido a sus propiedades nutritivas y revitalizantes. Además, gracias a sus componentes similares a la queratina aumenta la flexibilidad de nuestro cabello, evitando que se quiebre con facilidad y favoreciendo su salud. Ya sea el jugo o la parte interna de la hoja o pulpa, cualquier parte del aloe nos irá bien no solo para tratar el exceso de caspa y grasa, sino también para ayudar a combatir la caída del cabello y estimular su regeneración y crecimiento.

Retiramos una hoja de la planta, la cortamos longitudinalmente para extraer toda la gelatina de su interior, que servirá como base para nuestra mascarilla capilar. Ponemos el jugo la gelatina en un cuenco o bol y añadimos un poco de agua. Removemos bien con una cuchara para conseguir una mezcla homogéna, lo extendemos por el pelo y el cuero cabelludo y nos damos un masaje dejando actuar durante  30 minutos. Por último, nos enjuagamos el pelo con agua tibia para eliminar los restos. Este tratamiento conviene que lo pongamos en práctica 3 ó 4 veces a la semana.

Si solamente quieres mantener el cabello sano pero no consideras que necesites ningún tratamiento intensivo, puedes añadir el gel de la mitad de una hoja de aloe vera al champú o al acondicionador o mascarilla capilar para favorecer su brillo y suavidad.

Loción de aloe vera para favorecer el crecimiento de las uñas

-1 cucharadita de pulpa de aloe vera
- 3 gotas de aceite de oliva templado

Mezclamos bien ambos ingredientes y aplicamos sobre las uñas con la ayuda de un palito de algodón para oídos.

Tratamiento contra las varices a base de aloe

- 100 cc de vinagre de manzana
- Pulpa de aloe vera
- 1 zanahoria cocida

Cortamos la zanahoria longitudinalmente por la mitad y la troceamos, la dejamos que hierva en agua 15 minutos y la ponemos en la batidora. Añadimos el aloe vera y el vinagre de manzana y batimos hasta que forma una pasta que nos aplicaremos sobre las piernas envolviéndolas a continuación con film de plástico. Nos tumbamos con un cojín o un almohadón bajo las piernas de forma que queden más altas que la cabeza y dejamos que el ungüento actúe entre 1/2 y 1 hora. Después lo retiramos con agua fresca. El vinagre de manzana es un antiinflamatorio natural que también favorece la contracción de las venas inflamadas. Además, ayuda a disminuir los dolores reumáticos. Podemos repetir el tratamiento 3 veces a la semana o cuando suframos dolores.

El jarabe depurativo de Fray Romano

La receta del monje franciscano Fray Romano Zago dicen que es muy depurativa y que ayuda a curar el cáncer, aunque evidentemente siempre hay que contar con la opinión médica especializada antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento para esta enfermedad y avisarle que este jarabe lleva alcohol.

Ingredientes para preparar 1 litro:


- 1/2 kg de hojas de Aloe Vera Barbadensis (Sábila).
- 1/2 kg de miel de abeja, pero tiene que ser totalmente pura, no sirve la que industrial que lleva agua y azúcares añadidos.
- 1 copa de alguna bebida alcohólica de alta graduación y de la mejor calidad posible (whisky, coñac, tequila, aguardiente, vodka, etc.)
- 1 botella de vidrio de 1 litro que no deje pasar la luz a su interior.
- Batidora o licuadora.

Lavamos bien el 1/2 kg de hojas de aloe de una planta que tenga como mínimo 3 años, quitamos las espinas y eliminamos la aloína como os he comentado al principio de esta entrada. Lavamos muy bien los tallos y sin pelar la piel del tallo, lo cortamos en trozos que ponemos en la batidora junto con 1/2 kg de miel y una copa de la bebida alcohólica seleccionada, batimos durante 1 ó 2 minutos hasta que quede líquido. A continuación lo echamos en una botella que no deje pasar la luz para evitar que se degraden sus ingredientes, tapamos bien y guardamos en el frigorífico o en un lugar fresco y oscuro.

Antes de tomar se debe agitar el envase y luego se deberán tomar 3 cucharadas soperas todos los días en ayunas 1 hora antes del desayuno y 15 minutos antes de cada comida, durante 10 días o dos semanas (según el criterio y el estado del paciente). Si queréis más información sobre esta terapia podéis consultar este artículo, que es muy completo, aquí

Jarabe anticelulítico

Este tónico se basa en la receta de Fray Romano. Yo no lo he probado, así que no os puedo decir qué tal funciona.

- 500 gramos de jugo de aloe vera
- 500 gramos de miel pura
- 6 Cucharadas de whisky

Mezclar todos los ingredientes con la batidora e introducir el jarabe en una botella oscura. Guardar en el frigorífico.

Se deben tomar (agitando bien antes la botella) dos cucharadas cada día, una por la mañana y otra por la noche. Dicen que funciona porque el whisky actúa como vasodilatador, favoreciendo que los nutrientes del aloe y la miel lleguen a todas las celulas del cuerpo, depurándolas en profundidad. No obstante, se recomienda llevar una dieta equilibrada y dar un buen paseo a diario para conseguir mejores resultados.