Google+ Apotecarium: 2013

domingo, 22 de diciembre de 2013

Desodorante natural

Para hacernos nuestro propio desodorante natural vamos a necesitar:

- Un frasco con pulverizador

- Agua de azahar, de rosas o de hammamelis o también vale agua destilada o mineral

- 30 gotas de aceite esencial de una fragancia que nos guste: puede ser lavanda, jazmín, incienso, mirra, neroli, lemongrass, petitgrain, cedro...

- De 5 a 10 gotas de aceite esencial del árbol del té, dependiendo de lo sensible que se tenga la piel

- Piedra de alumbre pulida o en polvo

Y lo podemos hacer de dos maneras. Si tenemos el alumbre en polvo echamos 10
gramos en el frasco, añadimos el agua y el aceite esencial y agitamos bien el frasco antes de usar.

Si tenemos el alumbre en piedra pulida, ponemos el agua en el frasco, añadimos el aceite esencial, agitamos bien, nos pulverizamos las axilas y después nos pasamos la piedra de alumbre con las axilas húmedas. Conviene que guardemos el frasco en lugar fresco y oscuro para que no se degraden el aceite esencial y el agua de flores quehayamos elegido.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Cómo preparar nuestros propios aceites esenciales y oleatos

METODO RÁPIDO 
Hacer una cocción a fuego muy lento de las plantas en aceite de oliva o almendras dulces durante una hora. Filtrar y envasar. Puede hacerse con la planta fresca o seca. Este método es bueno cuando queremos usarlo rápidamente. El aceite debe cubrir justamente las plantas.

BAÑO MARÍA
Llenar un tarro de cristal de plantas secas, cubrirlo de aceite de oliva o de almendras dulces y ponerlo destapado en un cazo con agua al baño María durante 1 hora, después taparlo y dejarlo reposar. Repetir la operación 3 días consecutivos, una vez reposado y frío se filtra y se conserva en frascos de cristal oscuro cerrados herméticamente para su uso.

MACERACIÓN EN FRÍO 
Se utilizan unos 200 gr. de planta fresca por litro de aceite. Se llena un tarro de cristal con plantas frescas y se deja macerar con el aceite que las cubra totalmente durante un ciclo lunar protegido de la luz y el calor. Mover el bote de vez en cuando, pasado el ciclo se filtra y se envasa en frascos de cristal oscuro cerrados herméticamente.

MACERACIÓN AL SOL 
Se llena un tarro de cristal con plantas frescas y posteriormente se rellena con aceite de oliva o de almendras dulces según los casos, se cierra y se pone a macerar en el jardín o en la huerta durante 40 días. Durante este tiempo se le da la vuelta de vez en cuando. Se mete al interior pasados los 40 días, se deja reposar y estabilizarse durante 24 horas. Después se filtra y se guarda en envases oscuros y herméticos, se etiqueta y se protege de cambios bruscos de temperatura. En todos estos preparados la conservación es de 2 años en optimas condiciones.

ACEITES PARA MASAJE CON ACEITES ESENCIALES 
Se preparan con un aceite portador o aceite base que puede ser de almendras dulces, de sésamo, de cártamo, de girasol, de germen de trigo, de aguacate, etc...según los casos. Estos aceites bases deberán ser de primera presión en frío. A este aceite añadiremos los aceites esenciales en proporción de 1 gota de aceite esencial por cada 10 cc de aceite portador. No conviene mezclar más de dos aceites esenciales hasta no tener cierta práctica. Nunca aplicar un aceite esencial directamente sobre la piel sin haberlo rebajado antes con aceite portador, pues son muy fuertes y podrían irritar la zona donde se ha aplicado. Para la elaboración de cremas añadir en gotas la mitad de la cantidad en cc del aceite portador. Por ejemplo, 25 gotas de aceites esenciales para 50 cc de aceite portador o base, o 50 gotas de aceites esenciales para 100 cc de aceite portador o base.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Ambientador de plantas naturales

Lámpara de sobremesa reciclando una lata de conservas


Os traigo una buena idea de reciclaje de nimidesign.com para fabricarnos nosotr@s mism@s un flexo de estilo minimalista e industrial. Sólo necesitamos:

- El marco metálico de un espejo redondo con un diámetro un poco mayor que el envase de conservas.
- Un envase de hojalata de conservas.
- Un soporte o pie de lámpara.
- Un cable con interruptor y casquillo de bombilla.
- 2 tornillos largos.
- 2 tuercas





A mitad de la lata hacemos 2 agujeros, uno frente a otro para atornillar el marcodel espejo, al que habremos quitado los tornillos que traía sustituyéndolos por otros un poco más largos.

Hacemos otro agujero en la base de la lata para pasar el cable.

Atornillamos la base del marco de espejo al pié de la lámpara, al que previamente habremos cortado, lijado o pintado a nuestro gusto, y ya podemos poner una bombilla.


Desmaquillante bifásico para ojos hecho en casa

A diferencia de los desmaquillantes clásicos al agua, los desmaquillantes bifásicos llevan, además, aceite. Es decir, están compuestos por dos fases, una acuosa y otra oleosa. Cuando el envase está apoyado, se puede ver perfectamente cómo estás separadas las dos fases.

La ventaja que ofrecen este tipo de desmaquillantes es que son perfectos para eliminar de forma suave maquillajes waterproof o resistentes al agua gracias al aceite que llevan incorporado.

Por eso, antes de aplicarlo hay que agitarlo, pero no de arriba abajo, sino mejor moviéndolo hacia los lados para que las dos fases se mezclen y se queden muy bien mezcladas. Al hacer este movimiento lateral se consigue no romper la capa lipídica que separa ambas fases, para asegurar el perfecto estado del desmaquillante.

Vamos a preparar un desmaquillante bifásico muy suave y adecuado para ojos sensibles gracias a sus ingredientes. Sólo necesitamos:

- Un frasco con dosificador
- 50 cc de aceite de almendras dulces.
- 50 cc de infusión de manzanilla o flores de camomila hecha con agua mineral o agua destilada.
- Añadir al final 30 gotas de extracto de semillas de pomelo, para prevenir el desarrollo de bacterias, levaduras y mohos en productos cosméticos que contienen agua.

La infusión de manzanilla la dejamos enfriar y la colamos o retiramos la bolsita. Llenamos la mitad del frasco con el aceite de almendras y la otra mitad con la infusión de manzanilla y ya lo tenemos listo para utilizar con algodones o discos desmaquillantes.

martes, 17 de diciembre de 2013

Ingredientes cosméticos, grasas y ácidos grasos comedogénicos

Los ingredientes comedogénicos son las sustancias cosméticas que taponan los poros en las pieles grasas o acnéicas. Los poros obstruidos suelen favorecer la aparición de más acné y más grasa.

Las personas que no tienen una piel propensa al acné o su piel no es grasa no tienen que preocuparse de los efectos negativos de estos productos, pero si es tu caso, lo mejor es evitarlos. Normalmente, cada ingrediente tiene, en una escala, un grado de mayor o menor poder de obstrucción de los poros. Mientras que unos bloquean los poros al 10% o al 20%, otros lo taponarían totalmente.

A continuación os dejo una lista de ingredientes usados en cosmética con el índice de obstrucción de los poros para pieles grasas, de mayor (índice 5) a menor (índice 0). Debemos tener en cuenta estos ingredientes a la hora de elaborar una crema o un jabón para pieles grasas y/o acnéicas.

Aceite de Germen de Trigo: 5
Cloruro de Sodio (Sal común): 5
Extractos de Algas: 5
Lanolina: 4
Petrolatum (Vaselina): 4
Aceite Mineral: 4
Aceite de Coco: 4
Manteca de Cacao: 4
Azufre: 3
Aceite de Ricino: 3
Aceite de Maíz: 3
Aceite de Semillas de Algodón: 3
Aceite Vegetal Hidrogenado: 3
Butil Estearato: 3
Camomila: 2
Aceite de Aguacate: 2
Aceite de Almendras: 2
Aceite de Avellana: 2
Aceite de Cacahuetes (Maní): 2
Aceite de Girasol: 2
Aceite de Granada: 2
Aceite de Hueso de Albaricoque: 2
Aceite de Oliva: 2
Aceite de Onagra (Primrose): 2
Aceite de Rosa Mosqueta: 2
Aceite de Sésamo: 2
Aceite de Tamanú: 2
Aceite de Semillas de Uva: 1
Betacaróteno: 1
Cera de Carnaúba: 1
Caléndula: 1
Escualeno: 1
Aceite de Argán: 0
Aceite de Jojoba: 0 a 2
Aceite de Cartamo: 0
Aceite de Macadamia: 0
Aceite de Neem: 0
Aloe Vera: 0
Arcilla: 0
Cera de Abejas: 0 a 2
Glicerina: 0
Manteca de Karité: 0
Hialuronato de sodio: 0

domingo, 15 de diciembre de 2013

Mantras "Ah" y "Ara Kara" para manifestar nuestros deseos en la realidad

¿Qué son las frecuencias de sonido cuánticos "Ah" y "Ara Kara"?

Ésta es la meditación-manifestación que le fue dada al Dr.Wayne Dyer tiempo atrás por Sri Dattatreya Siva Baba.

Los sonidos "Ah" y "Ara Kara" son formas de trabajar con las energías creativas que se encuentran en la naturaleza y el Universo para ayudar a manifestar las cosas que quieres, ya sean materiales o en el interior de tu naturaleza.

¿Cómo pueden ayudarme a manifestar lo que quiero?

El quantum frecuencia de sonido "Ah" mueve específicamente las energías creativas que se encuentran entre el centro del chacra raíz, situado en la zona de los órganos genitales, y el tercer ojo, situado entre los dos ojos y las cejas (área de la glándula pineal). Al mover esta energía, ustedinfluye en la creación de deseos tales como una casa, trabajo o relación.

Este sonido es sobre el sentimiento y la expresión de la alegría y la energía creativas y alegres, así que disfrute del recitado de "Ah" en lugar de hacerlo de forma mecánica. Para empezar, céntrense en el área alrededor de su centro del ombligo. Sienta la energía según usted repite "aaaaahhhhh". Continúe con el sonido según suben lentamente las energías desde el centro del ombligo a su glándula pineal. Deje que el sonido penetre y sienta las energías en su glándula pineal a medida que continúe el canto. Ahora traiga una imagen visual de lo que desea crear en la glándula pineal mientras continúa con el sonido. Después, simplemente disfrute de la satisfacción emocional de su manifestación y termine con el sonido.

Para "Ara Kara", simplemente repita el sonido. Mientras todo se manifiesta, enfóquese en la emoción alegre de la creatividad creativa alegre.

http://www.pillaicenter.com/aharakara.aspx

jueves, 28 de noviembre de 2013

Terapias naturales con rosas

Del maravilloso y mágico blog Luces de Rivendel - que os animo a visitar - os traigo estas terapias con rosas que nos propone Rivendelian, su autora.

Con el nombre de Rosa Gallica se denomina a la típica rosa castellana, también llamada "francesa", de color rosa o rojo, aunque para las preparaciones específicas para terapias es más recomendable la variedad de color rojo, pues tiene mayor concentración de principios activos, especialmente esencias. A la rosa se la ha considerado siempre la reina de las flores. Simplemente con su belleza y aroma ya nos proporciona suficiente regalo, pero tiene aún muchos más tesoros que ofrecernos. Hay testimonios históricos que confirman que ya en la Edad Media, Carlomagno conocía sus virtudes curativas. En el Capitulare de villis vel curtis imperii, un acta legislativa que data de finales del siglo VIII, el emperador decreta que sean cultivadas en sus jardines reales junto con otro centenar de plantas, árboles y arbustos más, conocidos todos por sus virtudes medicinales. La flor de aquella época era la Rosa canina especie silvestre.

Entre los principios activos presentes en la rosa destacan los taninos, glucósidos, cianina, quercetina, esencia
y principios amargos. Entre los elementos beneficiosos para la salud encontramos vitamina C, pectina, ácido málico y ácido cítrico. La principal virtud de la rosa es la de ser astringente, tanto por vía interna como externa (es una de las funciones principales de los taninos y los principios amargos presentes en cualquier planta). Lo ideal para nuestras preparaciones sería poder utilizar flores procedentes de nuestro propio jardín, flores “de confianza”, totalmente biológicas, que no hayan sido tratadas con pesticidas ni preparados químicos de ningún tipo. Pero como no tod@s tenemos la suerte de cultivar rosas, trataremos de conseguir ejemplares que conozcamos bien desde el inicio de su desarrollo y que sepamos a ciencia cierta que no les han aplicado productos químicos.

Lo más conveniente es recoger los pétalos en los días soleados y secos de primavera o verano y ponerlos a secar inmediatamente para que conserven todas sus propiedades. Se recomienda dejarlos secar al sol sobre una bandeja grande en la que hayamos colocado previamente papel de cocina, que actuará como absorbente del exceso de humedad. Hay que remover de vez en cuando los pétalos para que se sequen uniformemente. Si hace calor, suelen estar listos en un sólo día, aunque es aconsejable dejarlos un día más para asegurarnos de que han perdido toda la humedad. Cuando el tiempo no acompaña debemos dejarlos en un lugar aireado, cálido y seco, protegido de la humedad. En este caso tardarán en secarse completamente unos tres o cuatro días, pero se convertirán en un maravilloso ambientador natural donde los coloquéis. Cuando se hayan secado del todo y estén crujientes al tacto, ya podemos guardarlos hasta que los utilicemos en botes de cristal vacíos, de mermelada, legumbres, etc, y después poner una etiqueta con la fecha de recogida, el nombre del producto y sus indicaciones. Conviene dejar los botes sin cerrar del todo un par de días por si quedara algo de humedad, para evitar que se formen hongos en los pétalos. Agitadlos de vez en cuando a fin de que no se apelmacen y queden sueltos.

Uso interno

La rosa es principalmente antidiarréica, hemostática y antiinflamatoria. Por eso la podemos usar en casos de inflamaciones de garganta, mucosidad nasal y bronquial, y también como sedante en inflamaciones del sistema digestivo.

Consumir regularmente infusiones de rosas os ayudará a desintoxicar vuestro organismo gracias a sus efectos diuréticos, por lo que es ideal también para disminuir la retención de líquidos. Asimismo, es efectiva para problemas respiratorios y de garganta causados por la gripe y resfriados.
En el sistema digestivo es capaz de regular las funciones de las bacterias que promueven el funcionamiento normal del estómago y ambos intestinos, por lo que es un remedio eficaz contra diarreas y estreñimientos.
La rosa ayuda a limpiar el hígado y la vesícula. También es una buena aliada para la salud femenina, ya que tiene la capacidad de disminuir las reglas demasiado abundantes y aliviar los dolores menstruales y la congestión del útero.

Además, produce un efecto estimulante sobre el sistema nervioso que sirve para aliviar la depresión y la fatiga. Es especialmente útil cuando se necesita una acción tónica sobre el organismo en general, como en el caso de niños en edad de crecimiento, convalecientes y ancianos.

Es estupenda para regenerar la flora benéfica intestinal después de tratamientos con antibióticos.
Todos estos trastornos los podemos tratar con infusiones o jarabe de pétalos de rosas, que son muy fáciles de preparar. Sólo necesitamos pétalos secos o rosas frescas.

Infusión o té de rosas, echaremos en agua hirviendo una cucharada de pétalos secos por taza. Se tapa completamente y se deja reposar entre 5-10 minutos. Si se hace con pétalos frescos lo dejaremos reposar en el agua hirviendo de 10 a 15 minutos. Se sirve endulzado con miel. Siempre que hagamos una infusión es importante que esté bien tapado, para que no se evaporen los principios activos más volátiles, como las esencias. Para las toses pulmonares se puede hacer un cocimiento, que es lo mismo, pero dejando hervir los pétalos durante dos o tres minutos. A continuación dejamos reposar cinco minutos.

Jarabe de rosas: se echan en un recipiente de cristal o cerámica 60 gramos de pétalos secos. Se vierte encima un litro de agua hirviendo y se deja macerar durante 24 horas. Lo filtramos y volvemos a cocer el líquido lentamente, con 800 gramos de miel o de azúcar moreno, hasta que vaya espesando. Se recomiendan de dos a cuatro cucharadas al día, para la tos, o como estimulante, antiinflamatorio o en caso de diarreas.

Jarabe de las nueve infusiones: Ésta es una variedad extremadamente concentrada y más laboriosa de hacer, pero que merece la pena pues ya desde antiguamente es un elixir muy apreciado. En el siglo XVI, el médico humanista y especialista en botánica Andrés de Laguna decía de él que “es la más saludable medicina de cuantas Dios creó para los mortales, conforta el estómago, refresca el hígado y el corazón, purga los humores superfluos y templa el ardor de la orina”.

Para elaborar este maravilloso jarabe se ponen en una botella de vidrio 180 gramos de pétalos de rosas y con un embudo se les echa por encima medio litro de agua hirviendo. Se tapa bien la botella y se deja macerar durante 6 horas. A continuación se cuela la infusión, exprimiendo un poco los pétalos y, después de haberla calentado de nuevo, se añaden otros 180 gramos de pétalos frescos. Se vuelve a dejar reposar la maceración durante 6 horas y se repite todo el proceso nueve veces en total hasta obtener un líquido que retenga el olor, el color y el sabor de las rosas. Con este líquido y azúcar moreno en proporción 6:4 se preparará un jarabe de la misma manera que el jarabe de rosas y se tomará con idéntica dosificación.

Miel de rosas: se prepara con el doble de pétalos siguiendo la receta del jarabe y usando miel clarita. Es útil en gárgaras para la garganta, y también sirve para calmar el dolor de los bebés durante la dentición. Uso externo

Uso externo

Pocas personas saben que la rosa es una aliada insustituible de la piel. Podemos confeccionar con ella productos de belleza como tónicos faciales astringentes, colirios, ungüentos… Está especialmente indicada para pieles delicadas, sensibles, con acné, grasa o inflamadas por couperose. Es importante insistir en su potencial como colirio en inflamaciones e irritaciones oculares, igualando el efecto de otras plantas que se han venido usando más tradicionalmente, como el aciano y la eufrasia.

Si la rosa nos parece bella y atractiva, deberíamos saber que ese potencial se extiende a nuestra propio piel, pues es el principal ingrediente del más preciado elixir de belleza: el agua de rosas. La podemos utilizar como tónico de limpieza facial, ya que es astringente, cierra los poros, elimina el exceso de grasa, las espinillas y el acné y es antiarrugas. Además de ayudarnos en nuestra rutina de belleza diaria, el agua de rosas hecha con flores de cultivo biológico se puede utilizar también para cicatrizar pequeñas heridas y para curar contusiones.

Agua de Rosas: la esencia de rosas es carísima, tal vez el más caro de todos los extractos del mundo. Para conseguir 1 litro de esencia es necesario destilar … ¡5.000 kilos de pétalos! Pero hay una forma más fácil para poder disfrutar de este auténtico lujo. Podemos elaborar agua de rosas casera: sólo tenemos que meter en un tarro de cristal los pétalos de una rosa roja grande (o dos pequeñas) y llenarlo de agua (a ser posible de manantial o mineral embotellada) hasta cubrirlos por completo. Lo tapamos herméticamente y lo dejamos un par de horas al sol, preferentemente al mediodía, que es cuando más calienta. De vez en cuando agitamos un poco el contenido y lo dejamos de nuevo al sol.

Pasadas las dos horas el calor solar habrá facilitado que los pétalos suelten de manera natural y paulatina sus principios activos. Podemos meterlo en la nevera y utilizarlo a conveniencia. Funciona muy bien empapando un algodón en el agua y aplicándolo sobre el rostro limpio, por la mañana y/o noche. Tiene el inconveniente de que sólo se conserva en la nevera un día o dos.

Pero si queremos que el tónico nos dure más podemos verter el agua de rosas en una bandeja de cubitos de hielo y guardarlo en el congelador. Así, cuando queramos utilizarlo, sólo tendremos que extraer un cubito, aplicándolo directamente sobre el cutis, o bien dejándolo fundir media hora antes en un vasito pequeño y empapar un algodón. El agua de rosas fría, además, ejercerá un efecto tensor sobre el rostro y se puede utilizar sobre la zona de los ojos, pues es buenísimo para las irritaciones, bolsas y ojeras.

La típica piel pre-adolescente, llena de granitos por la efervescencia hormonal, también se mejorará mucho con agua de rosas. Este tratamiento se puede complementar con jabón de rosas, fabricado según la receta habitual del jabón casero, pero incorporando pétalos y aceite esencial de rosas a la mezcla.

Comedero para pájaros con botella de plástico reciclada

Con una botella de plástico, unas cucharas de madera, una alcayata y un trozo de cordel podemos hacer este comedero para nuestros amigos los pajarillos.

Es muy fácil, sólo tenemos que hacer un agujero más pequeño para que salga el mango de cada cuchara por un lado de la botella y otro más grande en el lado contrario, pero un poco más abajo para que pueda llenarse la cuchara,. Podemos poner tres o cuatro cucharas, dependiendo del tamaño de la botella. En el tapón atornillamos una alcayata para poderla colgar y ya sólo tenemos que girar el tapón para destapar la botella y llenarla de alpiste o de miguitas.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Método hindú para sanar el dolor de cabeza y eliminar el cansancio

Pranayama es un conjunto de técnicas respiratorias utilizadas en la práctica del yoga y que tienen como fin equilibrar la energía pránica dentro de nosotros.

El siguiente ejercicio es una práctica de respiración pranayámica para aliviarnos de dolores de cabeza.

En el mundo físico, la nariz tiene dos lados, un lado derecho y un lado izquierdo; generalmente, usamos ambos lados para inspirar y espirar.

En la realidad física/espiritual, los dos lados del cuerpo son muy diferentes y por consiguiente tienen funciones diferentes: La derecha representa el Sol, y la izquierda a la Luna.

Durante un dolor de cabeza, prueba cerrando la fosa nasal derecha y utiliza la izquierda para respirar. Unos cinco minutos aproximadamente después, el dolor de cabeza debe desaparecer. Si te sientes cansad@ debido al estrés, hacer lo contrario: cierra la fosa nasal izquierda y respira por la derecha. En unos momentos, con este ejercicio tu mente se sentirá aliviada.

El lado nasal derecho pertenece al "calor" (que simboliza al Sol), de modo que se calienta mas rápidamente. El lado nasal de la izquierda es el que pertenece al "frío" (la Luna).La mayoría de las mujeres respiran por el lado izquierdo de la nariz, luego, se enfrían mas rápidamente. La mayoría de los hombres respiran por la fosa nasal derecha y eso les influye, definitivamente, en su forma de vida.

Presta atención, en el momento de despertar, de qué lado respiras mejor: ¿del lado derecho o del izquierdo? Si es por el lado izquierdo te sentirás cansad@. A continuación, cierra la fosa nasal izquierda y utiliza la derecha para respirar, notarás que te sientes aliviado rápidamente. Este ejercicio puede enseñarse a los niños y debería serles enseñado, pero es más eficaz si se practicado siendo adultos.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Jabón anticelulítico natural

Para preparar un jabón natural anticelulítico y exfoliante en casa vamos a utilizar tres ingredientes conocidos por sus propiedades anticelulíticas: limón, cafeína y hiedra trepadora (hedera helix).

Las cualidades anticelulíticas de la hiedra aplicada sobre la piel radican en las hederasaponinas, de alto poder antiinflamatorio, y la hederagenina, que actúa en los vasos sanguíneos produciendo su constricción y posterior dilatación, lo que provoca un aumento de la circulación y un efecto diurético eficaz.
en las

La cafeína es muy utilizada en cremas anticelulíticas por sus efectos lipolíticos, detoxificantes y reafirmantes.


El aloe vera regenera y acondiciona la piel.

El aceite esencial de limón es conocido por sus potentes cualidades anticelulíticas.

Antes de preparar el jabón vamos a preparar un oleato de limón en un tarro grande de cristal con tapa hermética, dejando macerar durante 40 días en aceite de oliva varias cáscaras de limón bien limpias, totalmente cubiertas por el aceite y vamos a preparar también una maceración o hidrolato con las hojas de hiedra. Para ello lavamos muy bien las hojas de hiedra, las cortamos en trocitos y las dejamos macerando en agua con unas gotas de vinagre durante 3 días en un lugar fresco y oscuro.

Para elaborar nuestro jabón vamos a necesitar:

- 700 grs de oleato de limón que colaremos previamente
- 50 grs de aceite de coco
- 250 grs del líquido resultante de la maceración de la hiedra
- 96 grs de NaoH (Hidróxido de sodio o sosa cáustica)
- 1/2 taza de posos de café molido
- 4 cucharadas soperas de gel puro de aloe vera
- Recipiente de plástico o cristal que soporte temperaturas muy altas
- Cucharón de madera
- Molde grande de silicona o una bandeja de plástico de las que vienen con los alimentos perecederos o un brick de leche cortado por un lado o media botella grande de plástico.

En primer lugar nos vamos a poner guantes de goma y gafas protectoras y abrimos bien la ventana para ventilar la habitación de los vapores de la sosa.
Preparamos todos los ingredientes pesándolos en una báscula por separado.
En un recipiente de plástico o cristal que soporte altas temperaturas echamos la sosa cáustica y vertemos encima muy lentamente el líquido de macerar la hiedra mientras vamos removiendo con un cucharón de madera.
Cuando veamos que la sosa se ha disuelto totalmente, dejamos enfriar un rato la mezcla y cuando veamos que ya no sale humo añadimos los aceites lentamente.
Segumos removiendo siempre en la misma dirección hasta que veamos que empieza a tomar la consistencia de natillas o deja un surco tras el cucharón.
Podemos ayudarnos de una batidora de brazo, pero entonces la mezcla endurecerá muy rápido.
Cuando este preparado ya haya adquirido una consistencia espesa añadimos las 4 cucharadas soperas de gel aloe vera puro y la media taza de posos de café. También podemos poner los trocitos de hojas de hiedra. Removemos para dejarlo bien mezclado y vertemos en el molde o moldes.
Dejamos reposar en una habitación ventilada 1 ó 2 días hasta que veamos que la mezcla está sólida. Desmoldamos, cortamos el jabón en trozos con las manos protegidas con guantes de goma porque nos podría irritar ya que aún no está totalmente saponificada la fórmula.
Dejamos reposar los jabones en un lugar seco y bien ventilado durante un mínimo de 8 semanas para que terminen de saponificar, se solidifiquen, se sequen y adquieran un ph afín a la piel.
Y ya podemos utilizar nuestro jabón anticelulítico natural a diario dejándolo actuar 5 minutos antes de aclararnos. Después nos podemos aplicar crema anticelulítica y veremos sus efectos incrementados tras el uso del jabón.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Protector solar natural

Sabemos que proteger la piel, el órgano más grande del cuerpo, es fundamental, pero muchos de los protectores solares comerciales están llenos de productos químicos que, aunque por una parte nos es cierto que nos protegen del sol, por otra parte nos podrían causar algunos perjuicios.

Existen formas de preparar nuestro propio protector solar natural en casa que no solo nos permite ahorrar dinero, sino que nos proporciona la tranquilidad de saber exactamente los ingredientes que estamos utilizando en su elaboración gracias a determinadas especies vegetales que tienen la capacidad de protegernos naturalmente del sol.

Hasta hace relativamente poco tiempo la mayoría de los trabajos se debían realizar al aire libre. Sin embargo, a pesar de no existir protectores solares el número de personas que padecían cáncer de piel era mucho más reducido gracias a que usaban muchas prendas de vestir como protección, permanecían a la sombra siempre que podían, evitaban la exposición directa al sol en las horas centrales del día y tenían una dieta mucho más saludable y con alimentos tales como fresas, arándanos, frambuesas, cerezas, frutas de todo tipo, nueces y legumbres (alimentos con elevados niveles de antioxidantes) que les proporcionaban las vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para proteger su piel de forma natural. En cambio, resulta curioso comprobar que en la actualidad, aunque nos protegemos más la piel del sol también hay más cánceres cutáneos.

Posiblemente los agujeros de ozono tengan mucho que ver, pero también existen varios estudios que muestran la relación entre los protectores solares y el cáncer. De hecho, la FDA ha reconocido que los protectores solares no solo servirían para prevenir el cáncer de piel, sino que al menos la mitad de las marcas comerciales podrían acelerarlo.

El factor de protección solar o índice de protección solar indica el tiempo en el que un fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse. Por ejemplo, con un protector de índice 15, una persona de piel clara que normalmente empezaría a quemarse tras 10 minutos de exposición solar, tardaría 15 veces más ese lapso (150 minutos o 2.5 horas).

Sustancias naturalmente fotoprotectoras

Existen sustancias naturales que ayudan a protegernos de una exposición solar excesiva. Algunas de ellas son aceites, como el aceite de semillas de frambuesa, la manteca de karité, el aceite de semillas de zanahoria, el aceite de gérmen de trigo, el aceite de sésamo, el aceite de coco, el aceite de cáñamo, el aceite de aguacate, el aceite de soja y el aceite de cacahuete. No obstante, ninguno de estos aceites son suficientes por sí mismos para protegernos de una exposición al sol de varias horas, sino que deberemos añadir óxido de zinc u óxido de titanio, que son minerales reflectantes naturales del sol, a nuestra fórmula.

Vamos a preparar esta fórmula de crema protectora solar natural propuesta por ecocosas.com que podremos personalizar en base a nuestro presupuesto y a la disponibilidad de sus ingredientes.

Ingredientes

- 2 cucharadas de mezcla de aceites (podemos emplear cualquier combinación de los aceites antes mencionados)
- 30 gramos de cera de abejas (impermeabilizante y espesante)
- 30 gramos de manteca vegetal, pueden mezclarse distintos tipos (es decir, manteca de karité, manteca de mango o manteca de cacao).
- 1 cucharadita de aceite de vitamina E (aceite de gérmen de trigo)
- 10 gramos de polvo de óxido de zinc o de titanio
- 30 gotas de aceite esencial o mezcla de aceites esenciales fotoprotectores: lavanda, mirra, aceite de semilla de zanahoria y aceite de menta (opcional)

En un cazo echamos los aceites junto con la cera de abejas y las mantecas vegetales y lo ponemos a fuego suave.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar ligeramente antes de añadir el aceite de vitamina E y el polvo de óxido de zinc o de titanio.Vamos a procurar protegernos con una máscarilla que nos cubra las vías respiratorias cuando trabajemos con óxido de zinc, pues aunque su utilización sobre la piel es segura, su inhalación podría resultar perjudicial.
Removemos con una cuchara hasta que el óxido de zinc se disuelva y quede bien mezclado.
Vertemos la mezcla en un recipiente con dispensador. Podemos reutilizar un antiguo envase de otro producto, como un jabón líquido para manos.
Esta fórmula nos dará como resultado un producto similar a una barra de crema. Dejaremos que se enfríe y se endurezca y ya tendremos nuestro protector solar listo para utilizar.
Durante las épocas de sol fuerte y exposición al agua, asegúrese de ponerse producto cada cierto tiempo para una mayor cobertura.

Esta fórmula contiene 10 gramos - un 12% - de óxido de zinc o de titanio, que aporta un índice de protección solar o FPS entre 10 y 12. Podemos reducir o aumentar la cantidad de óxido de zinc con un sencillo cálculo en base a nuestras necesidades o las de la persona que lo vaya a utilizar.

Existen marcas de cosmética natural que fabrican protectores con oxido de zinc o dióxido de titanio, pero debemos comprobar que no contengan vitamina A ni oxybenzone.

No evitemos el sol por completo porque nuestro miedo a el sol ha precipitado la deficiencia de vitamina D, que podría ayudar a evitar algunos tipos de cáncer, autismo, asma, enfermedades del corazón y enfermedades mentales.

Si tienes dudas, consultar siempre con un profesional médico y/o farmacéutico.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Procuremos evitar los plásticos tóxicos

Cada vez más estudios están señalando a los ftalatos, el bisfenol A y el antimonio - que se encuentran en envases plásticos como botellas, biberones, revestimientos de las latas, etc… -, como responsables de desórdenes en la salud de las personas, y en concreto, de alteraciones del sistema endocrino. Estos compuestos químicos son tóxicos para la salud incluso en dosis muy bajas.

¿Que es el bisfenol A?

Es un producto químico usado para hacer un plástico llamado policarbonato (un plástico transparente, muy ligero, duro y resistente al calor y a la electricidad). Ha sido comercializado por empresas como Bayer (con el nombre de Maklolon) y General Electric Plastic (con el nombre de Lexan). Se utiliza en botellas de plástico, biberones, y también se emplea como recubrimiento del interior de latas de comida para que no se oxiden.

¿Que son los ftalatos?

Son un producto químico principalmente empleado como plastificador, es decir, que convierte los plásticos duros en flexibles. Se encuentran en algunos juguetes y botellas de plástico. También se utilizan en productos cosméticos y otros productos de uso personal, como cremas y champús, en los esmaltes de uñas, adhesivos, masillas, tuberías de pvc, pigmentos de pintura, algunos juguetes sexuales y como disolventes en perfumería y pesticidas.

Los ftalatos y el bisfenol A, son perjudiciales porque pueden actuar como las hormonas de nuestro cuerpo, ya que tienen una estructura muy similar a las hormonas naturales. Por lo tanto, pueden alterar el equilibro hormonal del organismo provocando anormalidades reproductivas y del desarrollo tales como infertilidad, defectos de nacimiento y muertes fetales y neonatales, así como varios tipos de cáncer: de mama, prostata, testículos, útero, etc…

Aunque solo sean mortales en dosis muy altas las pruebas científicas demuestran que son capaces de interrumpir funciones esenciales del organismo en dosis muy bajas y que se van acumulando con un consumo generalizado y continuo a lo largo de los años.

¿Cómo evitar los ftalatos y el bisfenol A?

Debemos evitar el calentamiento de recipientes plásticos; tampoco en el microondas ni al "baño maría".
Los recipientes de plástico no deben contener bebidas calientes.
No se deben lavar en el lavavajillas con temperaturas elevadas porque el calor hace que se desprendan las particulas nocivas.
Procuremos evitar la comida enlatada porque el interior de las latas puede contener bisfenol A. Tampoco se deben calentar las latas, pues la mayoría llevan revestimiento plástico en su interior. Es mejor usar recipientes de vidrio o productos que se indique que son “Libre de ftalatos” ó “Libre de bisfenol A”.
El uso repetido de botellas plásticas es perjudicial sobre todo si son NO reutilizables, como la gran mayoría. Se debe revisar la etiqueta de reciclaje en la base de la botella, ya que proporciona información importante para saber de qué tipo de plástico está fabricada.

¿Qué plásticos son los más seguros?

Existen más de cien tipos de plásticos, pero los más comúnmente utilizados son siete y se los identifica con un número dentro de un triangulo a fin de facilitar su clasificación para el reciclado.


Las botellas marcadas con un “7″, (plástico también llamado Lexan) se deben evitar totalmente, porque desprenden bisfenol A (BPA) en el líquido.

Las marcadas con el número “3″ (chloride/PVC polivinilo) pueden también desprender BPA y ftalatos. 

Las marcadas con el número “6″ (poliestireno/PS), ya que el estireno es un producto químico potencialmente tóxico que se libera desde recipientes fabricados con poliestireno cuando se utilizan para guardar o calentar alimentos o líquidos a temperaturas mayores de 80°C. Pueden dañar el sistema nervioso. 

Las botellas marcadas con “1″ (polietileno de tereftalato / PET ó PETE) SE DEBEN UTILIZAR SOLAMENTE UNA VEZ. 

Los tipos 2, 4, y 5 son las opciones más seguras. Sin embargo, lo más prudente es evitar las botellas de plástico en general. 

¿Qué material es el más seguro y el menos perjudicial para la salud y el medio ambiente?

El acero inoxidable es la opción más segura. Las botellas de agua de acero inoxidable son una alternativa mucho mejor a las botellas del plástico, de vidrio o de aluminio. Las botellas de acero inoxidable son 100% reciclable, casi tan ligeras como las de plástico. Las botellas de agua de acero inoxidable están también libres de productos químicos como BPA y son seguras de utilizar con los líquidos calientes.

Fuente: eco13.net

sábado, 16 de noviembre de 2013

Toallitas húmedas para bebés caseras y naturales

¿Alguna vez habéis comprobado los ingredientes de las toallitas húmedas para bebés? Agua, EDTA disódico, goma xantana, triglicérido caprílico, PEG 40 aceite hidrogenado de ricino, alcohol bencílico, butilcarbamato de yodopropinilo, Isobutilparabeno, fenoxietanol, butilparabeno, etilparabeno, hydroxymethlyglycinate sodio, ácido cítrico, fragancias...

Este tipo de toallitas llevan ingredientes susceptibles de producir alergias, toxicidad e inmunotoxicidad, por lo que no son muy seguras sobre la delicada y frágil piel de los bebés.

¿Hay alternativas seguras?

El descubrimiento de lo que había en las toallitas húmedas para bebés me llevó a la búsqueda de opciones más saludables. Me enteré de que hay alternativas naturales, incluyendo toallitas hechas con bambú, pero eran bastante caras. También me encontré con algunas recetas de toallitas para bebés caseras, pero utilizaban ingredientes cosméticos poco saludables. Después de varias pruebas encontré por fin una receta para toallitas húmedas que, tras utilizarla en dos niños durante varias semanas, pude comprobar que no les provocaba ninguna irritación y además salía muy económica, menos de 1 céntimo de euro por toallita comprando los ingredientes a granel.

Ingredientes:

- 1 rollo de toallas de papel de alta resistencia
- Contenedores, envases o cajas de plástico con tapa, como por ejemplo los envases de bloques de helados u otros envases de toallitas que ya hayamos utilizado.
- 2 tazas de infusión de manzanilla templada
- 1 cucharada sopera de Aloe Vera puro
- 1 cucharada de extracto puro de Hamamelis
- 2 cucharadas de jabón de Castilla o de jabón a base de aceite de oliva líquido. Se puede rallar el jabón sólido sobre un cazo con agua puesto al fuego para licuarlo.
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva o de aceite de almendras dulces.
- 2 cápsulas de vitamina E (opcional)
- 6 gotas de aceite esencial del aroma que más te guste (opcional). Si el bebé tiene la piel muy sensible es mejor no añadir aceites esenciales aromáticos.

Cómo hacer las toallitas naturales y caseras para bebés

Lavamos bien el contenedor o envase donde vayamos a guardar las toallitas.
Cortamos el rollo de toallas de papel por la mitad con un cuchillo afilado y ponemos cada mitad en un envase.
En otro recipiente mezclamos el agua, el Aloe Vera, el Hamamelis, el jabón de Castilla, el aceitede oliva o de almendras dulces, la vitamina E y el aceite esencial y lo mezclamos bien removiendo con una cuchara.
Vertemos la mezcla sobre los rollos de toallitas de papel y dejamos que se absorba durante 5 ó 10 minutos.
Damos la vuelta al rollo de papel para que se empape bien por el otro lado.
Cerramos bien el envase y ya podemos empezar a utilizarlas.

Paños reutilizables hechos en casa 

Si no te gustan las toallitas de papel desechables, otra opción es hacer paños reutilizables. Para ello emplearemos trozos de camisetas viejas de algodón cortados en rectángulos de 8 x 8 cm en lugar de rollos de papel. Es una opción todavía más económica que las toallitas desechables y se pueden lavar en la lavadora sin problemas. La  mezcla de ingredientes para empapar las toallitas y los paños también se puede guardar en un frasco con pulverizador y rociar con ella los paños reutilizables cuando los vayamos a usar.

martes, 12 de noviembre de 2013

Reciclaje de neumáticos en puffs

Los neumáticos se han convertido en los últimos años en uno de los artículos contaminantes más extendidos sobre el planeta, comenzando desde el proceso de fabricación, pasando por su abandono en vertederos, que va liberando productos tóxicos lentamente, así como su combustión, que genera emisiones muy nocivas para la salud. Por eso, es una buena idea buscar formas de reciclarlos en objetos útiles y decorativos.



En esta ocasión se trata de una propuesta de casa.abril.com para reciclar neumáticos en puffs de estilo náutico. Vamos a necesitar:

- Un neumático viejo.
- 2 tablas de madera o contrachapado de 6 mm de grosor cortadas en círculo del mismo diámetro que el neumático (unos 55 cm).
- Una pistola de pegamento caliente (de venta en ferreterías o en Leroy Merlin; son baratas, entre 6 y 14 euros).
- 2 paquetes de 6 tubos de pegamento para pistolas.
- 5 kgs de cuerda de sisal de 10 mm de grosor (en ferreterías y Leroy Merlin).

- 1 taladradora.
- Broca para hacer los taladros donde van a ir los tornillos.
- Destornillador.
- 6 tornillos medianos largos.
- 1 kg de barniz sellador.

Este proyecto de bricolage es mejor hacerlo entre 2 personas para que una de ellas vaya aplicando el pegamento con la pistola y la otra vaya pegando
la cuerda antes de que se enfríe el pegamento.

Antes de empezar vamos a limpiar bien el neumático bajo el chorro de una manguera y dejarlo secar bien.


Hacemos 3 taladros equidistantes en cada cara del neumático que atraviesen las tablas de contrachapado y la goma.







Atornillamos las tablas circulares al neumático.


Vamos a pegar la cuerda que va a ir alrededor del neumático empezando justo desde el centro de una de las tablas. Aplicamos pegamento sobre la madera.






Empezamos a pegar la cuerda en forma de espiral.



Seguimos añadiendo pegamento sobre la tabla y pegando la cuerda.








Damos la vuelta al neumático y continuamos pegando la cuerda.






Terminamos cuando lleguemos al borde de la otra tabla, que es la del lado que va a ir sobre el suelo u cortamos la cuerda. Pegamos el expremo al neumático.






Para finalizar, aplicamos con la brocha el barniz sellador para que no raspen ni sobresalgan las fibrillas de la cuerda y dejamos secar.

¿A que es una buena idea de reciclaje?